Con 13 años, a Ari le diagnosticaron leucemia. Desde entonces, una parte de su vida cambió. Largas épocas en el hospital, tratamientos de quimioterapia y radioterapia y un trasplante pasaron a formar parte de su día a día. En mayo de 2015, durante la organización de un concierto solidario, Ari recayó en la enfermedad y decidieron que los fondos recaudados se destinarían a mejorar las condiciones de vida de los pacientes con leucemia. Durante el 2016 el prestigioso cocinero Nandu Jubany ligó su proyecto para participar en el Dakar a la divulgación y la recogida de fondos para el Proyecto ARI (Assistència Recerca Intensiva). Fue entonces cuando la Fundación Damm se sumó. Nandu no pudo ir al Dakar por una desafortunada lesión pero todos los recursos obtenidos fueron destinados íntegramente a la mejora en el tratamiento de las personas con leucemia, así como en avanzar en el campo de la investigación.